miércoles, 12 de enero de 2011

Pizza Fruto di Mare

preparamos una masa para pizza siguiendo las indicaciones, si hacemos mucha cantidad podemos guardar la masa que no usemos (bien envuelta), ya sea en la heladera (nevera) o el freezer, pero yo prefiero hacer ya todas las pre-pizza semicocidas, dejarlas enfriar y las que no uso luego ponerles interfolio entre una y otra y guardarlas dentro del freezer, en caso de urgencia se sacan directamente del freezer, se les coloca lo que queramos por encima y al horno bien caliente, allí se reconstituirá la masa y tendremos una pizza lista en minutos. Para la salsa, utilizaremos tomates maduros picados, preferentemente sin piel y sin semillas, un poco de cebolla picada y un poco de ajo, sal y orégano.
Freiremos con un poco de aceite de oliva las cebollas, luego agregaremos el ajo picado, dejando dorar un poco y a continuación el tomate y los condimentos, dejaremos cocinar el tomate y antes de retirar del fuego agregaremos los mariscos (hay que recordar que no necesitan mucho tiempo de cocción y que se seguirán cocinando dentro del horno), por ejemplo si ponemos “calamares” estos requieren o una cocción bien corta o una muy extensa, sino quedan como una goma. Los demás: almejas, mejillones (choritos), vieiras (ostiones), berberechos, pulpo (si se quiere, previamente cocido), camarones (gambas), navajas, picoroco, erizo, langosta, langostino, etc. No es necesario poner todo, solo lo que se tenga a mano o se consiga fresco en el mercado y nuestro bolsillo nos permita. Estos productos en Argentina son muy caros, no están al alcance de todas las personas, pero por ejemplo en Chile, con una amplia franja costera, se encuentran muchos al alcance de la mano y hay muchas personas que los recogen directamente de entre las rocas o en las playas.
Un toque personal, que a mi me encanta, es ponerle a esta salsa un poco de “peperoncino” (ají de la mala palabra – hot peper- ají picante). Colocamos la salsa con los mariscos sobre nuestra masa, que habremos precocinado para no dejar tanto tiempo nuestros mariscos al calor y evitar una sobre cocción. Meteremos en el horno y retiraremos cuando la base de la pizza se sienta bien crujiente. Pondremos en un plato de servicio y decoraremos (puede hacerse antes) con algunos frutos de mar con su concha (cáscara), terminaremos espolvoreando por encima con perejil fresco bien picado y serviremos de inmediato.
En el video que está subido a “You Tube” por motivos de peso y tiempo está cortado el final a donde degusto la pizza con un “Cabernet Camber” que, aunque tinto, me han recomendado y casa muy bien con esta pizza, logrando un buen maridaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, me interesa.