jueves, 13 de enero de 2011

NH Gran Hotel Provincial

rambla y gran hotel Provincial
 
Mar del Plata, bien llamada "la capital del mar" se encuentra en el litoral marítimo de la provincia de Buenos Aires que es bañada por el Océano Atlántico, a unos 400km de la Capital Nacional se ha convertido en un icono de referencia tanto para la provincia como para la República Argentina que viéndola desde el exterior recibe como primer imagen esos dos monumentales edificios construidos en una rambla que dan al mar, que son ni más ni menos el "Casino Central" y el "Hotel Provincial", un conjunto arquitectónico emblemático de Mar del Plata, de estilo ecléctico, construido en ladrillo, piedra Mar del Plata y mansarda, proyectados por el arquitecto Alejandro Bustillo para reemplazar la vieja Rambla Bristol que hacia fines de la década del 1930 coexistió brevemente con el Casino Central, construido entre 1938 y 1940 por iniciativa del gobierno provincial que buscó con este espacio de entretenimiento activar el turismo tras la crisis económica de la década de 1930, diez años después era inaugurado el Hotel Provincial (un desarrollo de 77.500 metros cuadrados) que se construyó entre 1938 y 1950, aunque ya estaba prácticamente finalizado para 1946. El 28 de diciembre de 1998, en pleno inicio de la temporada estival, fue desalojado y cerrado por la justicia por una supuesta deuda del operador privado de entonces en concepto de canon de concesión, la única que sobrevivió unos meses más al desalojo fue la señora Dorita Ramírez, tía del ex gobernador Eduardo Duhalde, la misma se encontraba ocupando la "suite gobernador" que tiene 1026 metros cuadrados con detalles de categoría contando además con living, gimnasio y una inmejorable vista panorámica a la playa Bristol. Desde ese entonces y hasta fines del 2008 el viejo hotel solo abrió sus puertas en contadas ocasiones como sede de muestras y eventos.





Observando un poco la historia que lo rodea, antes de finalizar el siglo XIX estas tierras y costas formaban los fondos de grandes estancias, Patricio Peralta Ramos, poderoso terrateniente, impulsó el loteo de sus tierras para fundar la ciudad de Mar del Plata entre 1873 y 1874, viendo el auge proveniente de Europa en que resurgían el volver a exponer el cuerpo al sol y los baños marinos.
En los comienzos del siglo XX las estancias marcaban aún la vida económica de la región. La piedra movediza de Tandil fue a fines del siglo XIX la primera gran atracción turística, restringido aún el turismo a las clases pudientes 10.000 veraneantes llegaron a la ciudad de Mar del Plata, ya hacia fines de 1940 las temporadas veraniegas en las ciudades balnearias se volvieron masivas. Ya por 1930 fue convocado Alejandro Bustillo para renovar la Rambla Bristol y fue así que nació este monumento hoy imagen de la ciudad y el país. La ciudad fue creciendo en tal manera que la afluencia de turismo en la ?Semana Santa? del 2009 ha dejado constancia de la entrada de 230.000 visitantes (cuatro días en que la mayor parte de la personas no trabajan).

Una vez cerrado el "Hotel Provincial" (1998) muchos temieron que nunca más volviese a abrir sus puertas, más, luego de varios intentos fallidos de venderlo o entregarlo en concesión, pero el 18 de julio del 2008 el gobernador Daniel Scioli entregó las llaves a sus flamantes concesionarios: "Hotelera del Mar S.A." integrada entre otros por NH y el empresario Florencio Aldrey Iglesias.



Varios años antes de ofrecerlo en licitación el gobierno provincial puso en marcha un proceso de restauración, sobre todo luego de que una enorme piedra se desprendiera sobre la rambla, la labor más profunda se encaró en plena temporada 2006/2007 cuando un equipo técnico encaró la restauración y consolidación definitiva de una estructura castigada por el paso del tiempo, la corrosión y el desgaste acelerados por la proximidad del mar, y más duro aún, cierta desidia de quienes en distintas etapas tuvieron la responsabilidad de administrar y explotar el hotel. Una misión que involucró una superficie de 15.000 metros cuadrados de fachada, con la supervisión, al igual que en la primera etapa, de un equipo de profesionales acordado por la Subsecretaría de Urbanismo y Vivienda de la provincia de Buenos Aires y de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño (FAUD) de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

En una nota realizada por el periódico La Nación el arquitecto Novakovsky explicaba que la comisión técnica completa su labor con la puesta en valor de las fachadas exteriores y un manual de mantenimiento para áreas interiores que son elementales para el edificio, como los frescos que muestran las cúpulas del hall principal de planta baja y el Salón Circular, en el primer piso. Porque puertas adentro, recuperar y devolver vida al Hotel Provincial será ya una cuestión de capitales privados.

Según constó en la licitación el concesionario dispondrá del edificio durante treinta años con opción a otros quince, y tiene una limitación inobjetable para el emprendimiento por desarrollar: no puede modificar la imagen externa de la obra de Bustillo, y la misma exigencia alcanza otros espacios internos, como los frescos del lobby, el Salón Circular y las suites Gobernador o Presidente, situadas en el cuarto y quinto piso, respectivamente.


La licitación 01/08 fija seis rubros para la explotación de este monumento histórico: además de los salones para congresos y convenciones, los operadores están obligados a habilitar un espacio para hotelería. Y podrán sumar otros, con carácter opcional, destinados a gastronomía, espacios comerciales, y estacionamiento de vehículos en el playón subterráneo, ubicado debajo de la superficie de la plaza Colón. Y a tono con las obras de mantenimiento que el gobierno ha concluido, a los interesados en hacerse cargo del Hotel Provincial se les pide ofertar un canon fijo por el plazo completo de concesión y, al mismo tiempo, proponer un anteproyecto arquitectónico de restauración, adecuación y categorización edilicia, y prever un plan de inversiones iniciales.

Finalmente el 18 de julio del 2008 el gobernador Daniel Scioli firmó el decreto de adjudicación de la concesión del Gran Hotel Provincial de Mar del Plata, que implicará su puesta en valor, conservación y también su reconversión en un Centro de Convenciones y Congresos.

"Estamos convencidos que generando estos circuitos y recuperando el Puerto de Mar del Plata, con las obras de dragado para que puedan llegar los cruceros; con la Estación Ferroautomotor, con el Museo de Arte Moderno; con el Gran Hotel Provincial como un palacio de congresos; vamos a poder darle todas las condiciones para que se convierta también en la gran capital de la provincia de Buenos Aires para este tipo de actividades", aseguró.

Por su parte el responsable de la cadena NH para Argentina y América Latina, Víctor Zafer Dönmez, manifestó el compromiso de la empresa de trabajar "las 24 horas del día, en tres turnos, los 7 días de la semana para poder abrir las puertas para el Festival Internacional de Cine que se realizaría en noviembre y la Primer Feria del Libro que se hará en Mar del Plata". "Estimamos la inversión total en 40 millones de dólares con un proyecto de trabajo de cinco años. Somos una cadena internacional que tenemos 350 hoteles en todo el mundo y recuperar los edificios históricos es nuestro trabajo; así que el Hotel Provincial está en buenas manos", manifestó.
El reflejo más claro de la desidia y abandono que sufrió el hotel Provincial durante estos últimos años aflora en espacios no intervenidos en esta etapa del proyecto. Por ejemplo, la suite Presidente, en el quinto piso (actualmente -abril 2009- en proceso de recuperación). Paredes descascaradas, revoques podridos que se convierten en polvo con un simple roce con los dedos, vidrios rotos y cielorrasos perforados por las goteras. "Esto era todo así: adentro y peor aún en las superficies exteriores", explica el arquitecto Jerónimo Mariani, integrantes del estudio Mariani-Pérez Maraviglia, que afrontó este desafío de restaurar uno de los edificios símbolo de la ciudad
Pero, más allá de estos espacios, los responsables de la obra tratan de rescatar todos los materiales originales que están en buen estado. Por ejemplo, los pisos de roble de Eslavonia y caldén que ya vuelven a brillar. También buena parte del mobiliario, que es restaurado por la misma empresa, realiza similar trabajo en el Teatro Colón Porteño. Sobreviven en los pasillos las luminarias de bronce, las arañas colgantes en algunas suites y otros equipamientos de interiores, algunos de los cuales son obra del destacado diseñador francés Jean-Michel Frank. Y se incorporan materiales nuevos sin afectar la imagen, por ejemplo los ventanales de doble vidrio. "Hay nuevas condiciones de confort que no existían en otras épocas y hoy resultan indispensables", explica Mariani y exhibe ventanales de PVC que respetan la apariencia de los originales de madera. "La consigna -cuenta- es intervenir en el edificio sin que se note esa intervención."
Al igual que ocurrió con la fachada del edificio, restaurada por cuenta del gobierno bonaerense con participación de especialistas de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de Mar del Plata, también algunos espacios interiores deben ser preservados en su totalidad, según se establece en los pliegos de licitación.
El arquitecto Alejandro Novakovsky asesora en la materia para que nada se altere en el lobby, los murales de planta baja que son obra de César Bustillo, hijo de Alejandro; el salón Circular del primer piso, las escaleras y la suite Gobernador.



Estando de visita en Mar del Plata en el mes de abril del 2009, me puse en contacto con el director del NH Gran Hotel Provincial, Juan José Cugliándolo y M. Alejandra Guiraldo Lago -Directora de Comunicaciones de NH- y solicité realizar una visitar al establecimiento.
Una vez transpuesta la entrada del hotel, que conserva su fachada intacta por ser un "monumento histórico nacional", uno se encuentra con el gran hall central y los murales del hijo de Bustillo, continuando por la planta accedemos a un gran pasillo que da al bar y salón comedor, a los costados (en el hall central) dos monumentales escaleras de estilo imperial adecuadamente alfombradas, arriba los grandes salones que funcionarán como "Centro de Convenciones y Congresos", cuyas dimensiones son de tal magnitud que llaman poderosamente la atención, más por la altura de sus techos, uno de ellos con luminaria -apliques de pared con espejos y arañas todas en cristal, el mismo tendrá como destino alojar un pequeño y exclusivo casino para los huéspedes del hotel. Ingresando al gran salón circular con una gran cúpula de vidrio central que filtra la luz solar -por las noches es iluminado con luces que alternan colores rojos, verdes y azules que le otorgan más notoriedad y casi un efecto fantasmal-, en este salón pregunto por los murales que allí se encontraban y me comentan que fueron tapados por administraciones anteriores y que ese es un motivo de preocupación y discordia -ya que esto figura como uno de los elementos considerados "patrimonio histórico" junto con la suite gobernador que se está finalizando y la suite presidencial que está en plena etapa de recuperación-, siguiendo con el recorrido ya en los salones uno advierte los pisos de "caldén" que fueron recuperados y en algunos de ellos el hermoso paisaje marino -ya que todos no dan al mar-. Allí me dicen que muy probable que en la temporada 2009/2010 en uno con vista al mar y terrazas que dan a la rambla y playa Bristol realice los famosos almuerzos la reina y diva de la televisión argentina, la Sra. Mirta Legran, pero esto está a confirmarse ya que la señora es muy exigente.

Norberto Petryk, Juan Jose Cucgliandolo y Leo Jaciuk

Subiendo en uno de los modernos ascensores que se han instalado nos dirigimos al tercer piso para conocer dos de las habitaciones, según me comentan antes de las más simples, los pasillos que comunican con ellas parecen extensos laberintos de paredes blancas desprovistos de todo tipo de muebles y decoración, salvo las alfombras y sus antiguos plafones de luz no hay nada que los destaque, hay que caminar un muy buen trecho para llegar a la que se encuentra mirando al espacio abierto entre la playa y el Casino del Mar, ofreciendo de esta manera una vista hacia el Torreón del Monje y el mar; como dije visite dos de la habitaciones, una con vista a la calle -boulevard marítimo P. Peralta Ramos- y la otra con vista al mar, se puede advertir en ellas el toque de distinción dado por el NH con esplendidas camas dobles y parte del mobiliario de época muy bien recuperado y conservado, en otros casos repuesto tal cual fueron los originales, ambas habitaciones con una cuidada y distinguida decoración, algunos de los cuartos con posibilidad de comunicación interna con el siguiente, provistas con pantallas de TV por plasma y teléfonos que permiten una comunicación tanto interna como hacia el exterior de forma inmediata, instalados por Telefónica Argentina; la compañía instaló en el complejo una central telefónica multifuncional con capacidad inicial para 380 internos, que ofrece aplicaciones integradas de voz y datos. Además, equipó a las habitaciones con teléfonos digitales de última generación que cuentan con servicios especiales, como memobox e indicador de mensajes de voz, y accesos directos a los distintos servicios del hotel De forma complementaria, también instaló un software para la gestión y el control de las llamadas, y un acceso telefónico directo con 30 canales de voz, que permite la atención de las comunicaciones entrantes al hotel y las llamadas salientes con destino nacional e internacional. La plataforma tecnológica se completa con la provisión de un Acceso Troncal Digital (ATD) que conecta la central telefónica privada del hotel directamente a la red de Telefónica, mediante un enlace digital de alta velocidad. Si bien el hotel -realizando mi visita en abril del 2009- no cuenta aún con servicio de refrigeración y calefacción, esto no ocurre en las habitaciones que sí lo poseen ventilación interna. Los baños de los cuartos fueron hechos a nuevo con distinguida elegancia, poseen bañera y aunque si bien me habían informado que se han recuperado las cañerías para transportar "agua marina" a los mismos estos aun no la reciben porque no se han terminado las obras de estos servicios ?dando la posibilidad al huésped en la elección para el baño entre agua dulce y salada-. No he podido visitar las suites recuperadas porque estaban ocupadas en ese momento pero según me he informado hay suites en el cuarto piso con tres dormitorios, cocina y living. Me han ofrecido enviar fotografías de las suites pero la realidad es que en esta nota solo dejo constancia de aquello que pude observar personalmente.
Siguen muchos pisos del hotel en proceso de recuperación con obreros trabajando incansablemente. Entre esos espacios que faltan completar se contempla la instalación de un spa para brindar mayor y mejores servicios a los distinguidos huéspedes de este hotel, que más que hotel uno siente que está caminando por un enorme palacio de estilo Versallesco por las enormes dimensiones, también se piensa en la instalación de una piscina climatizada y seguramente otras novedades de las que nos iremos enterando.
Aun en alguno de sus salones recuperados y ya en uso se pueden observar heridas que se vuelven a exponer, producto de los trabajos en pisos superiores, de tantos años sin mantenimiento, de la desidia, del abandono, y hasta del saqueo a que fue expuesto este monumento "icono de la ciudad de Mar del Plata", que aun ya en proceso de recuperación se encuentra en terapia intensiva; el proyecto de la nueva administración es ir recuperándolo paso a paso para que quede listo en un plazo de cinco años, tal es así que el señor Cugliándolo me informa que son 150 las habitaciones que están listas para ser ocupadas y la señora Guiraldo Lago me envía un e-mail en donde me dice que se recuperaran 300 más en los próximos cinco meses. Habrá que regresar en el 2013 para ver como ha quedado todo, de todas formas un edificio de tal magnitud, y más frente al mar, necesita de un mantenimiento y atención constantes. Disfrutemos mientras el que haya regresado a la vida y que se está remozando para alegría de todos los que amamos esta ciudad.
Regresando a la planta baja una vez que se atraviesa el hall central -con unos magníficos murales, obra de César Bustillo- ingresamos a un extenso pasillo custodiado por cuidadas columnas revestidas en madera y bronce, las mismas divide en dos sectores el gran salón que con pisos nuevos de mármol ofrece una vista de la rambla, playa Bristol y el mar, por el mismo se accede a su gran salón: bar y comedor, cada uno en su inicio mantiene un estar con sillones y muebles de época, diseños del arquitecto Bustillo, y un sector para Internet -aunque en todo el hotel se cuenta con Wi-Fi - de un lado las mesas típicas para el servicio de bar y del otro lado del pasillo las destinadas al comedor en el que también se encuentra un piano de cola, todo este inmenso salón de características monumentales con vista al mar está delicada y sobriamente decorado con cuadros y flores naturales, la ambientación se complementa con música funcional, allí al ingresar me recibió el señor Cugliándolo y luego se unió a la charla el señor Jaciuk con los que tomé un café para luego hacer la recorrida descripta con Leo, el chef.

La Cocina
El chef del Hotel es Leo Jaciuk, de prestigio Nacional e Internacional.
Jaciuk fue chef del Hotel NH City de Buenos Aires, becado en el 2004 por la cadena hotelera española, pasó un año en Europa aprendiendo las técnicas y los secretos de Adriá, Martín Berasategui y de otros grandes cocineros de vanguardia. Un conocimiento fruto de largos ensayos y también de experimentos complicados. A su regreso, Leo Jaciuk incorporó algunas de estas aplicaciones en la carta del restaurante del City, como la ?esferificación?, la cocción al vapor y las espumas. Otra característica distintiva de la cocina molecular son las espumas, los aires que incorpora este método, son estructuras espumantes generadas en forma mecánica por medio de un líquido con el agregado de un agente emulsionante.
Jaciuk también utiliza la cocción al vacío. También en la cocina de vanguardia se presenta la utilización del ?nitrógeno líquido? para logra una ?ultra congelación? (con este método se obtienen de forma inmediata unas cremas heladas de excelente textura y sabor, como el cambio de solidó a líquido y viceversa de varios alimentos, como el polvo de aceite de oliva).
Leo Jaciuk, incorporado al NH Gran Hotel Provincial en noviembre del 2008 se abocó a la recuperación, instalación y puesta en marcha de sus cocinas, una de las cuales instalada en el primer piso, la más grande de todas, casi diría "monumental", posee salida directa a todos los salones y está en plena tarea de instalación y puesta en funcionamiento, la otra en planta baja, de dimensiones mucho menores atiende actualmente las necesidades del hotel, ya en el Provincial, regenteado por la cadena NH no se dedica a la "cocina de vanguardia", sí al cuidado de una buena carta en la que sin grandes pretensiones continua respetando y priorizando el sabor como la calidad de los ingredientes. La "cocina al vacío" sigue siendo una herramienta a la que piensa exprimir todo su potencial según me ha comentado. Hablando con él reconoce que en la zona se encuentran muy buena calidad de verduras como carnes, quesos y embutidos pero ambos coincidimos muy lamentablemente que siendo esta una ciudad portuaria marítima no cuente con productos frescos del mar como ocurre con otras ciudades del mundo; claro està que a veces me han ofrecido pescado fresco en vicitas esporadicas a la banquina de pescadores, pero esto no està permitido por las autoridades portuarias ya que todo el producto de la pesca debe pasar por un control sanitario (SENASA).
El Concepto NH y la restauración:
En NH Hoteles la restauración es otra de las prioridades, que ofrece a sus clientes una cocina de primera calidad. Además, NH Hoteles y el prestigioso restaurador Ferran Adrià, que se asoció con la cadena en el año 2000, han lanzado conceptos como "nhube", espacios pioneros en el sector hotelero que combinan restauración, ocio y descanso para los clientes de la cadena, y "Fast Good". Aunque en el NH Gran Hotel Provincial no se advierte claramente el concepto nhube, se puede ver claramente el sistema de los NH, y respecto al "Fast Good" no está previsto (por lo menos por el momento) para ser instalado en alguno de los locales con que cuenta la estructura del monumental NH Gran Hotel Provincial
NHUBE
Este nuevo espacio, inspirado por el famoso cocinero Ferrán Adrià y que actúa como restaurante y salón de lectura a la vez que, cuarto de estar y bar-cafetería, está concebido para actuar como espacio multifuncional destinado a complacer tanto a nuestra clientela de negocios, como al cliente esporádico no alojado en el hotel. En esta atmósfera moderna, flexible, con cambios de luz a tenor de la hora del día y con muebles de diseño, además de comer, se ofrece la posibilidad de escuchar música, navegar por Internet, leer y ver la televisión.

Lo más sorprendente es que la oferta gastronómica no deja de ser una selección de platos caseros y sencillos de la cocina tradicional española, con la única pretensión de que el cliente se sienta como en su casa.

FAST GOOD
Fast Good, creado por NH Hoteles y Ferrán Adriá, nace con la idea de ofrecer un servicio de comida rápida de calidad para satisfacer la doble demanda del cliente de hoy que dispone de escaso tiempo para sus comidas pero que no está dispuesto a renunciar a la salud y a la calidad.

Se realiza de esta manera una oferta profesional, amparada por una fuerte marca, que se sitúa entre la restauración tradicional y el fast food introduciendo en la elaboración de platos tradicionales de comida rápida ingredientes utilizados en la alta cocina.

Se apuesta por una decoración innovadora y vanguardista que diferencia cualquier local de Fast Good (la primera elección se ?hace con los ojos?) y por la prestación de unos servicios sofisticados dentro del local (servicio de platos fríos en régimen de self service y servicio de platos calientes en mesa, habilitación del local con medios audiovisuales de última generación, etc).
Ofrece las garantías propias de una gran marca como NH Hoteles y de uno de los mejores restauradores del momento, Ferran Adriá. Esta unión ha originado el nuevo concepto Fast Good, el cual podríamos situar en un término a medio camino entre los restaurantes tradicionales y aquellos que ofrecen comida rápida.

Dentro del concepto del Fast Good se considera un elemento básico de la calidad el ambiente del local: innovador, elegante, confortable, práctico, limpio y relajante.

Por tanto, en la decoración de Fast Good, priman diseño y funcionalidad. Los colores del local son desenfadados (cromatismo warhol-rosáceos y verde manzana-) y con un cierto guiño pop, atractivo para todos los públicos y que dota al establecimiento de un aire sobrio (como el que debe corresponder a todo establecimiento de fast good) pero con diseño (característica que acompaña al local de fast food que sirve comida de calidad). A este aire moderno y cosmopolita también acompaña el propio diseño de taburetes y sillones, así como la división del local en varios espacios, pensados cada uno de ellos para atender diferentes necesidades de los propios clientes (existe un espacio pensado para los clientes que van con más prisa y otro para aquellos que quieren disponer de mayor tiempo).

Sobre las mesas negras reposan manteles circulares verdes con la forma del logotipo de la cadena. Existen tres tipos de mesas: las más altas, alargadas, diseñadas a modo de barra en las que los clientes ocupan sitios contiguos. También existe una mesa alta y circular con capacidad para ocho personas; otras intermedias, rectangulares, pensadas para dos personas sentadas frente a frente; y otras, más bajas y circulares, en las que caben cuatro comensales. Las primeras se completan con taburetes en plata y negro, las segundas con sillas de metacrilato de aspecto transparente pero con cierto tono rosáceo, y las terceras cuentan con unas butacas lilas con forma de semicírculo.

Agradezco la gentileza de:
- M. Alejandra Guiraldo Lago -Directora de Comunicaciones de NH-
- Juan José Cugliandolo -Director del NH Gran Hotel Provincial
- Leo Jaciuk -Chef ejecutivo del hotel-

NH Gran Hotel Provincial
Hotelera Del Mar S. A.
BLD. Patricio Peralta Ramos 2502
B7600JUZ Mar Del Plata, Argentina
Tel +54 0223 499 5900
Fax +54 0223 499 5950
nhgranhotelprovincial@nh-hotels.com
www.nh-hotels.com


norbertopetryk@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, me interesa.