martes, 2 de agosto de 2011

Trabajando gratis por TV en Argentina


Ya he publicado varias notas sobre los tan promocionados programas de cocina en Argentina, algunos de muy buena calidad y con muy buenos conductores (cocineros o chef) otros realmente lamentables ya que la televisión debería estar enfocada a dar una información correcta y no llena de falencias o inventos.

Hoy llenan los espacios infinitos programas en donde la cocina forma parte total o parcial y a donde se pueden seguir temas o recetas relacionados con la gastronomía, algunos de ellos realmente con un alto grado de profesionalismo y en donde se respeta la información y métodos, otros realmente “increíbles” por que no llego a dar crédito a la cantidad de mala información vertida o las malas prácticas como y hasta “contaminación cruzada”, en fin, lo malo de todo esto es que las personas que no tienen una formación o están en vías de formación gastronómica piensan que lo malo o distorsionado es lo correcto o verdadero por el solo hecho de salir por televisión.


La TV no siempre dice la verdad, y no solo la cocina por televisión sino la mayor parte de los programas en donde por llenar espacios o por apuros de producción y tiempos se largan al aire sin medir consecuencias frases, informaciones o métodos que no son los correctos, se distorsiona la lengua española con nuevas palabras que terminan formando parte de la dialéctica colectiva y se cometen atrocidades.


Y lo peor de todo no es solo eso sino que muchas veces te llaman de un canal o una productora y pretenden que se trabaje “gratis”. Botones me sobran de muestra, recuerdo cuando una productora nacional (argentina) que grababa programas para “Discovery Home and Healt” me contacta para un especial sobre “sentidos, comida y afrodisíacos”, el cual en ese momento acepté pero previamente a grabar el programa me hicieron firmar un contrato por el cual yo no tendría ningún derecho de reclamar en ningún momento suma alguna de dinero por la trasmisión, difusión o retransmisión del mismo..., en otra oportunidad grabo un programa para “elgourmet” y no solo sin pago alguno sino que lo peor de todo es que ninguno de los tres conductores estaban siquiera en tema o al tanto de lo que se iba a charlar... En fin, hay quienes mueren o hasta llegan a pagar por estar en televisión, a mi ya no me interesa regalar mi tiempo y menos participar de un programa sin el debido cuidado y respeto que se merece el público.


Recuerdo hace muchos años estaba con un chef mediático y lo veo consultando un “diccionario internacional de gastronomía”, le pregunto el motivo de esa consulta y riendo me dice: “es que me llamó una cliente y no sé si el nombre de lo que me pide existe o es uno de los tantos inventos que largué en algún momento al aire”, en cierta forma me causó gracia y luego este gran chef continúa diciéndome “me gusta decir barbaridades y ver cuanto tiempo tardan en copiarme”.... En fin, palabras inventadas, frases incorrectas, malos métodos y hábitos, y, encima “trabajá gratis porque así salís en televisión”.

Yo creo que deberíamos respetar un poco al público y respetarnos a nosotros mismos.


Norberto Petryk, chef
Nota publicada en “afuegolento”



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, me interesa.