sábado, 18 de agosto de 2012

GRIPELLI -cocina italiana, región Calabria-


Esta como otras tantas recetas las he recibido de manos de una tía italiana Lina -Carolina Marabiglia- de Calabria. 


Los “gripelli” que pueden tener otro nombre en alguna otra zona o región de Italia son una especie de bocadillo para antes de la comida o bien un aperitivo.


Son fáciles de preparar.
Ingredientes:
  • harina común (sin leudante)
  • papa hervida pisada
  • levadura de cerveza
  • aceite de oliva
  • anchoas en aceite
  • azúcar o miel
  • sal
  • agua
Las cantidades son similares a las que se utilizan para hacer una o más pizzas por ejemplo para un kilogramo de harina yo utilicé 2 papas medianas que herví con cáscara y luego pelé y pisé con un pocillo de aceite de oliva y un poco de sal fina. Mientras puse a fermentar la levadura de cerveza (para probar que esté viva y en condiciones) para lo que usé entre 25 y 50 gramos de levaduras de cerveza fresca a la que agregué 1 cucharada de miel (se puede utilizar azúcar o azúcar invertido) y unas 4 cucharadas de harina, agua hasta convertir todo en una especie de engrudo y así dejarlo hasta que esponje y duplique su tamaño.
En otro recipiente o sobre la mesada o mesa se coloca la harina con una cucharada de sal fina y allí se agrega el puré de papas (tibio, nunca caliente) y cuando está lista la levadura, se va añadiendo agua tibia de a poco mientras se trabaja hasta conseguir una masa ni muy dura ni muy blanda, se amasa bien y se deja tapada en un lugar tibio para que duplique el doble.
Una vez que duplicó su tamaño se la aplasta y se divide en porciones, se van tomando pedacitos que se estiran con los dedos en forma rectangular para dejar encerrado dentro media anchoa, se amasa sobre la mesada dando forma de bastoncito largo y así se sigue hasta concluir.
Se toman tres bastoncitos del tamaño que uno desee y se los trenza. Se dejan descansar un poco para que leuden un poco y se los fríe en aceite bien caliente.
Se escurren y si se prefieren más salados se les agrega sal fina.


Son deliciosos para acompañar una cerveza bien fría.

Norberto E. Petryk, chef

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, me interesa.