jueves, 26 de marzo de 2015

ROSCA DE PASCUAS Leyendas, historia, origen/ muy posiblemente su forma de vagina simbolice la fecundidad y fertilidad




Hay muchas leyendas e historias sobre el posible origen de esta delicia de la pastelería, en gran parte asociadas actualmente a festejos cristianos pero con un origen muy antiguo y pagano.

El origen del roscón parece estar relacionado con las saturnales romanas, aunque en la actualidad algunos lo relacionan con una representación complementaria y comestible de la corona de adviento, aún cuando la tradición de la corona de adviento es muy posterior en España, lo que hace muy dudosa esa relación. Éstas eran fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos, se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano. Desde los romanos existían juegos del haba en la península ibérica.

Por otro lado hay quienes sostienen que el origen de la Rosca de Pascuas se remonta al año 476, cuando un rey bárbaro había sitiado la ciudad de Pavia, en Italia. En ese lugar, un humilde pastelero preparó un postre con forma de paloma para la Pascua, símbolo de paz y amor y se lo regaló al monarca. Tan conmovido quedó el rey, que en prueba de amistad levantó el sitio de la ciudad y liberó a la población. Con el correr del tiempo, fue cambiando la forma del postre, hasta llegar a la rosca tan conocida, que representa con un anillo el amor y la amistad que unen los pueblos.

Las roscas fueron en su principio simples panes leudados. Sus antecedentes no están relacionados con la religión sino con festejos paganos de la antigüedad: las saturnales romanas o las ocasiones en que se agradecía y se pedía por la generosidad de la tierra. En estas oportunidades se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel.
Otros señalan el origen de la Rosca de Pascua también en Italia, pero en Bolonia, con el fin de complementar al ya tradicional huevo de pascua. Los reposteros italianos retomaron estas tradiciones antiguas nunca perdidas del todo para "competir" con la también antigua tradición del huevo.

Ahora si evaluamos y profundizamos un poco más en los antiguos rituales que dan origen a las pascuas podemos observar que otros registros históricos mencionan que los orígenes de la Pascua Florida (en ingles "Easter") se remontan a la fiesta primaveral en honor a la diosa teutónica de la luz y la primavera, conocida como "Easter". (The Westminster Dictionary of the Bible).
La primavera era una época sagrada para los adoradores fenicios del sexo. Los símbolos de la diosa de la fertilidad; "Astarté" o "Istar" eran el huevo y la liebre. En algunas estatuas se la representa con los órganos sexuales toscamente exagerados, mientras que en otras figuras aparece con un huevo en la mano y un conejo a su diestra.
La popularidad de esta deidad, se debió en parte a la amplia difusión que tuvo en la antigüedad la prostitución sagrada, como pare del culto


Tomando esto último podemos observar que la forma de rosca o roscón posee la forma de vagina y que no está muy lejos de simbolizar el órgano genital femenino como símbolo de fertilidad y fecundidad.

Siguiendo la receta de Doña Petrona C. de Gandulfo es que me dediqué a darle forma a esta deliciosa representante de la pastelería ritual litúrgica.

ROSCA DE PASCUAS
  • 6 cucharadas de leche tibia
  • 30 gs de levadura de cerveza fresca
  • 3 cucharadas de azúcar molido
  • una pizca de sal fina
  • 3 huevos enteros
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • la ralladura de la cáscara de medio limón
  • 100 gs de manteca -mantequilla-
  • 450 grs de harina
  • crema pastelera
Crema pastelera:
  • 1 cucharada de harina
  • 1 huevo
  • 4 cucharadas de azúcar molida
  • 1 taza de leche
  • un poquito de esencia de vainilla
Varios:
  • huevo batido
  • 3 huevos crudos

Poner en un tazón la leche tibia y la levadura de cerveza, deshacerla bien con una cuchara de madera, ponerle después la sal, un huevo, la ralladura, dos cucharadas de harina, batir con la cuchara de madera, añadir otro poco de harina, sal, agua de azahar, un poco de manteca, otro huevo, el azúcar y así ir añadiendo rápidamente con la misma cuchara, e intercalando un poco de cada uno, hasta agregar todos, seguir batiendo hasta que la preparación se despegue del recipiente; entonces se hace con ella un bollo; se coloca éste sobre una chapa enmantecada y enharinada, se lo aplasta un poco con las manos, dándole forma redonda y dejándolo del espesor de seis centímetros, más o menos, se le saca del centro un medallón con ayuda de un cortapastas liso y chico (seis centímetros de diámetro) y se pone en un lugar cerrado para que leve, es decir, hasta que esté hinchadito y haya aumentado de tamaño.
Es mejor dejarle el cortapastas en el medio.

Se pinta por encima con huevo batido, se le colocan los huevos crudos, dejando entre uno y otro el mismo espacio, se le hace unas tiras de crema pastelera, se le espolvorea con azúcar molido y se coloca en horno de temperatura bastante regular, dejándola cocinar hasta que esté bien doradita.

La cremita pastelera se hará poniendo en un tazón la harina el huevo, el azúcar, la leche y la esencia de vainilla; se coloca a fuego lento y se cocina revolviendo continuamente hasta que esté espesa.

Para ponerla en la rosca se la coloca en una manga con boquilla lisa y chica.

Bueno, yo para la crema pastelera utilicé en lugar de harina Maicena -almidón de maíz- y en la manga coloqué un pico rizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario, me interesa.